Blogia
Terra de ninguén

Outono...

Outono...

Una sola puerta de tres, abierta. Una sola puerta. En frente, la montaña. Pasa la nube inmensa; toda suya... todo suyo. Huracanes de vientos; lluvia andante semiparalela y en todo el monte funerales alegres, naturales, de hojas muertas. Los cabellos terráqueos danzan todos iguales al son de trompetas invisibles que vienen de los mares.

Llegó el otoño; llegó la muerte...
¡Mas no para todos! Hoy morirán hojas y animales. Mas no morirán para siempre y, en su transformación de mañana darán con más calor a la tierra, de su muerte, pasado mañana, brotes de espeanza.

Y yo no he muerto. Me alegro de la lluvia y me alegro del viento. Si tengo frío, me caliento; si tengo miedo, ¡Que no lo tengo!, susurro y pienso... y para mañana ya me he comido mi pequeña ración de esperanza.

Una sola puerta de tres, abierta.
Una sola puerta inmensa.

("Tres puertas", de EXTRECHINATO Y TÚ).

Encántame esta descripción do outono, é moi visual, moi real. Mais o que máis me gusta é o de "y yo no he muerto". Non me gusta volverme gris en días grises, oscura en días de pouca luz ou seca en días mollados, aínda que ás veces me pase.

Que o tempo non condicione a túa forma de ser ou vivir. Disfruta da chuvia, de como cada gota esvara polo cristal ou pola túa cara ou polo seu corpo. Disfruta de cada pequeno imprevisto que este tempo cambiante, primavera oscura, che pon por diante, igual que disfrutas con cada raio de sol que parece iluminarche e facerche a vida máis fácil en días de inverno nos que o ceo está impecablemente limpo. O caso é disfrutar e non virse abaixo con nimieces. Non marxines a cor gris, ten o dereito a ser amada como tódalas demais.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

aida -

y por mucho q lo calienten...el hielo llora de frio
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres